lunes, 5 de febrero de 2007

FEBRERO 2007. INICIO. Ximena, una hermosa y dulce gitana de 23 años, huérfana de padres, criada con su abuela materna y que sueña con el amor, se baña en las cristalinas aguas del manantial del pueblo, dejando admirar su belleza a  la naturaleza, sin sospechar que alguien la espía desde muy cerca.

En su pequeña carpa, Amaranta, la vieja sabia de la caravana, hace conjuros a las estrellas para que la vida de Ximena, su nieta, sea feliz, mas en su bola de cristal descubre que la vida de Ximena está llena de acechanzas y de sufrimientos que le obstaculizarán realizarse con el verdadero amor.

Ximena abandona el manantial dispuesta a vestirse y es sorprendida por Lisandro, quien la atrapa y trata de abusar de ella, mas los gritos de horror de Jimena son mas fuertes y son sorprendidos por Evaristo Montemayor, el dueño de los manantiales y de casi todo el pueblo y también patrón directo de Lisandro, a quien le apunta con un rifle y le exige que deje en paz a la joven muchacha, quien de inmediato sale huyendo del lugar. Evaristo le aconseja a Lisandro que su violencia la reserve para los empleados de la hacienda y se evite conflictos con los gitanos.

Salma, la sensual y envidiosa prima de Ximena, colecta especias en el campo en compañía de Bardo, eterno enamorado de Ximena, de quien se deshace rápidamente y se le escapa. Salma se sorprende al ver a lo lejos a un apuesto y seductor joven, cabalgando. Se impacta con la magnitud de la belleza del joven y asegura que el hombre al que ha visto será para ella, por lo que recolecta las hierbas y especias que necesita para hacer un hechizo con ayuda de las estrellas.

Ximena corre por el campo dispuesta a llegar a su carpa y es sorprendida por el apuesto joven, Luis Daniel, quien la detiene y le pregunta que es lo que le ocurre. Ximena no hace caso al muchacho y continúa caminando. Él le ordena que se detenga pero ella no lo hace por lo que él baja de su caballo y la detiene por la fuerza. Ambos se sorprenden por sus bellezas inigualables, flechándose en ese momento.

Bardo busca a Ximena pero no la encuentra. Zafiro, su padre y patriarca de la caravana, le trata de hacer ver que Ximena no es para él pero Bardo es necio. Él ama a la muchacha por sobre todas las cosas.

Mientras Salma prepara su hechizo de la atracción, Amaranta le confiesa que el destino de Ximena es inseguro mas a Salma eso le despreocupa pues siente envidia por Ximena, la cuál siempre ha sido la consentida de Amaranta a pesar de negarse a seguir las tradiciones de la familia. Salma le hace saber eso a Amaranta, quien asegura que Ximena es especial aunque las dos muchachas deben andarse con cuidado pues podrían correr con la misma suerte que sus madres, las hijas de Amaranta. Salma le pide a su abuela que le cuenta esa historia pero Amaranta se niega segura de que no es el momento de contar historias y le recuerda a su atractiva nieta que los hechizos deben formularse y usarse con cuidado.

En la hacienda Los Encinos, Lisandro hace rabietas por lo que ha sucedido con Ximena y jura que esa muchacha algún día será suya. Es sorprendido por Yadira, una de las sirvientas, quien lo provoca pues se siente atraída a él. Lisandro le pide que no lo provoque pues ella sabe que él no la ama. Yadira le asegura que no desea que la ame, si no que siempre la haga suya. Lisandro la toma por la fuerza y la besa apasionado.

Evaristo busca a su hijo, Luis Daniel, por todas partes sin lograr encontrarlo. Jacoba, la fiel ama de llaves, le comunica que Blanca, su esposa, lo necesita. Evaristo acude a Blanca, mujer enfermiza y sufrida que lo único que desea es el bienestar de su familia. Blanca le dice a Evaristo que ha estado pensando en el pasado y que no desea morir sin que se sepa la verdad. Evaristo le asegura que ella no se morirá y que la verdad nadie tiene porqué saberla.

Luis Daniel le pide a Ximena que le explique que le sucede pero ella asegura solamente que debe llegar a su casa. Luis Daniel se ofrece a  llevarla pero ella se niega y se echa a correr. Luis Daniel jura que tiene que volver a ver a esa muchacha, pues es demasiado hermosa y le ha gustado.

Blanca le asegura a Evaristo que en cuanto Luis Daniel se case con Náila, ella dirá la verdad. Evaristo toma a su esposa entre sus brazos y le asegura que eso jamás sucederá pues la verdad se ha enterrado con el pasado.

Amaranta visita las tumbas de sus hijas, las cuales murieron cuando Ximena y Salma eran unas recién nacidas. Les jura que las ha cuidado a las dos de la misma manera pero que tal pareciera que el sol y la luna les tienen reservado algo que a ella, Amaranta, la tienen intranquila. Ximena la interrumpe y le pregunta qué es lo que hace. Amaranta le pide que intente la hechicería pues es lo único que ellas tienen para defenderse y proveerse de sabiduría. Ximena le promete a su abuela que lo intentará., aunque ya es experta leyendo las baraja.

En una lujosa casa del pueblo, Náila se viste dispuesta a visitar Los Encinos para ver a Luis Daniel. Raquela, su fiel sirvienta y protectora, le abre la puerta y se sorprende al ver a Evaristo, quien entra a la casa y se acerca a Náila, a quien besa apasionadamente, asegurándole que ella no puede casarse con Luis Daniel pues lo ama a él, a Evaristo.

Blanca le confiesa a Jacoba sentir  culpa por lo que ocurrió en el pasado. Jacoba le asegura que nadie tiene porqué revivir lo sucedido pero Blanca insiste en que no puede seguir callando.

Amaranta le cuenta a Ximena y Salma sobre la maldición que a su familia de hechiceras les ha caído, pues ellas no pueden enamorarse de imposibles y si así lo fuera, todas las hijas de una hechicera solo deberán criarse con otras hechiceras, renunciando a cualquier vida que pudieran tener. Salma le pregunta a su abuela si en algún momento ha sucedido eso con ellas. Amaranta asegura que no y les pide a sus nietas que jamás rompan con el pacto de la familia y que se enamoraren solo de alguien a quienes ellas hechicen con el corazón y no con las hierbas y especias, así solamente ahuyentarán la maldición. Ambas muchachas lo prometen y Salma oculta en frasco que ha preparado con su hechizo.

Náila le hace saber a Evaristo que para que ellos dos puedan estar juntos ella debe casarse con Luis Daniel y vivir en Los Encinos. Evaristo le asegura que él jamás permitirá eso pues ella le pertenece a él. Náila le recuerda que está casado con Blanca y Evaristo le asegura que Blanca morirá muy pronto pues las culpas la están consumiendo.

Luis Daniel habla con Blanca, a la cuál le recalca que aunque ella no sea su madre la ha querido siempre como tal. Luis Daniel le cuenta sobre Ximena, la muchacha que conoció cerca del manantial. Blanca se estremece y le pide a Luis Daniel que jamás se vuelva a acercar a nadie que viva cerca del manantial, por su propio bien.

Ximena sueña despierta con el joven al que conoció sin poder concebir el sueño, mientras que Salma habla con la luna, a la que le pide que le regale el corazón de aquél joven al que vio y del cuál se ha enamorado a primera vista. ¡Ninguna de las dos primas sabe que se están enamorando del mismo hombre!

Luis Daniel visita a Náila, quien lo besa llena de pasión y le pide que se casen pronto. Él le recuerda que debe ejercer su profesión de veterinaria en la hacienda y hacerse de su propio dinero antes de tomar la decisión, mas Náila le asegura que Evaristo los ayudará. Luis Daniel le pide tiempo a su sensual novia.

Evaristo habla con Lisandro, a quien le exige que no se meta con las mujeres que viven en la caravana cercana a los manantiales pues son peligrosas. Lisandro asegura estar encaprichado con una de ellas mas Evaristo le asegura que si él se entera que ha tenido algo que ver con una de esas mujeres, lo hará arrepentirse.

Luis Daniel se ha marchado de la casa de Náila y ésta enfurece pues desea casarse con él antes de que se le termine la fuerte herencia que sus padres le han dejado. Raquela le asegura que, si ella lo desea, puede hacer una pócima que le de a tomar a Luis Daniel para que lo atrape. Náila le asegura a Raquela estar harta de sus brujerías, pues Náila no cree en esas cosas.

Salma se dirige a su carpa y se encuentra con Bardo, quien le pregunta si le ha dicho a Ximena sobre lo que él siente por ella. Salma le pide a Bardo que sea paciente pues a Ximena no le interesa ningún hombre.

Mientras la caravana está de fiesta, Ximena está intranquila por lo que le pide a su abuela que le lea las cartas. Amaranta lo hace y se sorprende, se altera al verlas. Jimena le pide que le diga que es lo que ha visto y Amaranta llora, asegurándole que grandes penas la acecharán y que el secreto que la luna ha escondido durante años será puesto a la luz por el sol, dador de la verdad. Ximena le pide a su abuela que le diga cuál es esa verdad mas Amaranta no desea hablar, asegurándole que la luna ya no está a favor de ellas pero que el sol quizás las libere para siempre de la oscuridad que las rodea.

Raquela hace un terrible conjuro para ayudar a su niña Náila, como ella le llama, pidiendo porque su corazón arda y atraiga al de Luis Daniel Montemayor.

Evaristo se acuesta a dormir y Blanca le asegura tener mucho miedo pues siente que algo malo está a punto de suceder. Evaristo le pide que se calme pues nada malo sucederá. Blanca nuevamente insiste con la verdad que se debe saber y Evaristo le responde que si la verdad se sabe, entonces la gente a la que ella protege lleva las de perder.

Tempranamente Luis Daniel hace su recorrido por el campo y se pregunta si la muchacha a la que vio y que lo ha flechado será una de las que viven en la choza por lo que decide investigar. En el camino se encuentra con Salma, quien se impacta al verlo de frente y cree que el sol se lo ha llevado debido a su hechizo. Luis Daniel le pregunta si tiene hermanas y Salma asegura que solo una prima que es muy fea y que se dedica a la magia negra. Luis Daniel duda de las palabras de Salma y en ese momento aparece Ximena, quien busca a su prima. Tanto Ximena como Daniel se sorprenden al volver a verse y se saludan. Salma, llena de celos les pregunta si  e conocen y ambos aseguran que sí.

Yadira limpia la casa y Evaristo le ordena que se encargue de no molestar cuando él se encuentra en la casa. Yadira se marcha a donde está Lisandro a l cuál le pregunta porqué el patrón está tan molesto. Lisandro asegura no saber nada.

Amaranta visita el pueblo, donde se provee de material para sus curas. La gente le demuestra respeto pues ella ha sido curandera del lugar por años, siempre ayudando a los demás.

Ximena platica con Luis Daniel, bajo al sombra de Salma, la cuál los acompaña y no le quita la mirada de encima al muchacho, quien, incomodo, le pide a Ximena que hablen solos, nada más ella y él.

Náila se presenta en la hacienda Los Encinos preguntando por Luis Daniel. Es Yadira quien le cuenta que Luis Daniel salió de la hacienda desde temprano, a cabalgar por el campo.

Ximena y Luis Daniel hablan a la orilla del manantial y él le confiesa a la muchacha sentirse atraído hacia ella. Ximena se sonroja y se despierta en ella una ilusión pues Luis Daniel no le es indiferente.

En la carpa, enfurecida, llena de rabia, Salma cree que Ximena se le adelantó y ha conquistado a Luis Daniel con embrujos por lo que jura que no descansará hasta que ese hombre sea suyo, nada mas de ella, aunque para ello tenga que incurrir a lo que le está prohibido. Acude a Bardo, al que le dice que Ximena jamás lo amará pues se ha encaprichado con un extraño. Bardo sufre ante la cruel confesión de Salma.
Náila habla con Blanca, quien le asegura que Luis Daniel no está listo para casarse. Náila le pide a Blanca que mejor se mantenga al margen pues ella sabe muy bien que no es la verdadera madre de Luis Daniel. Jacoba le exige a Náila que sea respetuosa mas esta le recuerda a Jacoba que ella no es mas que una criada en la hacienda.

Amaranta se encuentra cara a cara con Raquela, a quien acusa de ser sierva del demonio. Raquela no le hace caso y con su atuendo de puritana camina por las calles, maldiciendo por dentro a Amaranta, quien repentinamente tiene un extraño presentimiento y ruega al sol, a la luna ya  las estrellas que la protejan contra el mal.

Evaristo descubre a Luis Daniel y Ximena hablando juntos y le exige a su hijo que se aleje de esa muchacha. Ximena se asusta y se marcha, dejando a Luis Daniel enfrentándose con su padre. Evaristo le advierte a su hijo que Ximena es peligrosa y Luis Daniel asegura que es demasiado tarde porque él ya se ha encaprichado con ella.

Ximena llega a la caravana, siendo sorprendida por Bardo, quien le confiesa su amor. Ximena le asegura no tener tiempo para esas cosas y acude a su carpa, donde descubre a Salma haciendo conjuros oscuros, cosa que le asusta. Salma  acusa a Ximena de ser una ladrona y haberle arrebatado el cariño del hombre en quien ella había puesto los ojos. Un fuerte viento sopla los alrededores, sorprendiendo a los habitantes del pueblo, la caravana y el manantial. En la carpa aparece Amaranta, quien le asegura a Salma que si atrapa a un hombre con embrujos y bajo engaños, se arrepentirá toda su vida, como una vez lo hiciera su madre.

Luis Daniel se ha encariñado con Ximena por lo que está dispuesto a conquistarla, así tenga que pasar sobre su padre.

Bardo llora amargamente en el manantial y jura que en cuanto sepa quien es el hombre de quien Ximena está enamorada hablará con él, pues ama demasiado a Ximena y no desea perderla.

Lisandro se revuelca con Yadira y en ella ve la imagen de la salvaje gitana que vive cerca del manantial. Jura que esa muchacha será suya aunque para ello tenga que matar a toda la caravana.

Náila habla con Luis Daniel y le pide que se casen pronto. Luis Daniel le asegura que ya no desea tener nada que ver con ella, pues ha conocido a alguien más. Náila le exige que le diga quién es esa otra mujer pero Luis Daniel se niega a confesárselo.

Jacinta y Gertrudis, las solteronas del pueblo, visitan a Blanca, a quien le desean que se recupere lo más pronto posible. Blanca les cuenta lo feliz que ha sido al tener por hijo a Luis Daniel. Gertrudis le pregunta a Blanca porqué si todo es felicidad está tan enferma. Blanca les confiesa que su enfermedad es un pago al destino por algo que hizo en el pasado.

Jacoba descubre que Yadira está enredada en amoríos con Lisandro y se lo reclama mas Yadira asegura que lo que existe entre ella y Lisandro es puramente pasión y que jamás lo dejará. Jacoba la amenaza con decírselo a Evaristo pero a Jacinta eso no le asusta.

Evaristo vigila sus siembras y se asegura de que todos los peones se mantengan trabajando. Lisandro, como capataz, los trata con insultos y bajezas, mas Evaristo no hace nada por defender la integridad de sus empleados y solo piensa en la gitana que le ha robado el corazón a su hijo. Jura que eso no sucederá.

Zafiro escucha con atención a Magenta, una de las integrantes de la caravana y gran ayudante de Amaranta, quién le asegura al patriarca que Gorka, su hijo, se ha estado comportando de manera distinta desde hace un par de semanas, pues en las noches escapa de la caravana sin decir a donde lo llevan las estrellas. Zafiro le jura a Magenta que hablará con el joven y descarriado Gorka.

Ximena se encuentra con Luis Daniel, quien le asegura que ha estado pensando en ella. La muchacha le confiesa a él que lo ha visto en las estrellas y que ellas le han hablado bien de su corazón. Los dos se toman de las manos y se besan repentinamente, siendo sorprendidos por Bardo, quien le exige a Ximena que regrese con la caravana. Luis Daniel se disculpa ante Bardo, quien lo amenaza con un machete. Luis Daniel se marcha y Ximena le reclama a Bardo el haber hecho lo que hizo. Bardo toma a Ximena en sus brazos y la abraza apasionadamente, confundiéndola.

Amaranta echa las cartas sobre su mesa y se sorprende al leerlas. Las cartas le indican que muy pronto se derramará sangre y que la verdad saldrá a la luz por lo que ella y la caravana deben huir definitivamente.

Náila se ve a solas con Evaristo, a quien se entrega y le dice que Luis Daniel ha decidido romper su relación con ella. Evaristo se preocupa y teme que eso haya sido debido a la gitana mas sabe que es lo mejor pues Náila es solamente para él. Raquela los espía.

Gorka se encuentra con Yadira, a la que pretende. Yadira le asegura que ella no puede perder el tiempo con chamacos pues está enamorada de un verdadero hombre. Gorka le asegura que el es lo suficientemente hombre pero Yadira solo se burla del muchacho.

En casa, Griselda y Jacinta no dejan de criticar Los Encinos y el mal estado en el que Blanca se encuentra. Ambas creen que el secreto de Blanca es tan grande que nadie lo sabe pero ellas se proponen descubrirlo. Jacinta le pregunta a Griselda que ha estado haciendo todas las noches que se ha sentido mal y Griselda asegura que nada más que dormir.

Preocupada por lo que pueda suceder, Blanca le insiste a Jacoba para que busque a Amaranta, con la cuál tiene que hablar seriamente. Jacoba le pide que no se agite y que se olvide del pasado que la atormenta y de  esa hechicera. Blanca jura que no puede olvidarse de la sabia gitana pues Amaranta es su madre. Jacoba no puede creer lo que está escuchando mas Blanca lo repite una y otra vez, exigiéndole que busque a la hechicera.

MARZO 2007. Ximena, necesitada de ver a Luis Daniel, visita Los Encinos a escondidas, buscándolo, y es sorprendida por Lisandro, quien la persigue y atrapa asegurándole que ahora sí nadie podrá salvarla por lo que él se dispone a hacerla suya.

Amaranta llora amargamente pues su hija renunció a la caravana hace muchos años para vivir con un hombre distinto a ellos y por eso abandonó a su hija. Pero ¿Quién es la hija de Blanca? ¿Ximena o Salma?

Náila no puede aceptar que Luis Daniel la rechace por lo que está decidida a hacer algo para reconquistarlo.

Bardo sufre por el amor de Ximena y asegura que la gitana será suya muy pronto, cuando las estrellas se la concedan. Salma lo interrumpe y le asegura que Ximena no será para ningún gitano y que tampoco para otro hombre. Bardo le pregunta a su amiga como es que está tan segura y Salma, llena de maldad, le jura que muy pronto lo sabrá.

Lisandro está a punto de violar a Ximena y es sorprendido por Luis Daniel, quien le parte la cara a golpes. Ximena, salvaje por naturaleza, también se arroja contra Lisandro para golpearlo. Luis Daniel la aparta y la toma entre sus brazos, asegurándole que está enamorado de ella. Ambos se besan y Ximena asegura que ella también se ha enamorado.

Zafiro descubre a Jacoba en la caravana y le pregunta que es lo que desea. Jacoba pide hablar con Amaranta pero Zafiro no se lo permite. Jacoba asegura que Blanca está muy enferma y necesita hablar con su madre. Zafiro le recuerda a Jacoba que Amaranta perdió a sus dos hijas hace muchos años.

Evaristo consuela a Blanca, quien le recuerda que su enfermedad se debe, quizás, al pacto que rompió con las estrellas, hace muchos años, cuando se reveló contra todos. Evaristo le pide que no le recuerde que una vez fue una vulgar gitana mas blanca desea, con todas sus fuerzas, volver a ver a su madre y a su hija. Evaristo le asegura que si ella vuelve a ver a esas dos salvajes, la echará de Los Encinos.

Luis Daniel le pide a Ximena que sea su novia y ella acepta mas le asegura que lo suyo será a escondidas pues las leyes gitanas no le permiten amarlo. Él acepta y la acerca hasta la caravana, donde son sorprendidos por Bardo, sin darse cuenta.

Yadira piensa en Gorka y en lo mucho que quizás él la ama, más ella está perdidamente enamorada de Bardo y por lo tal odia a Ximena, pues ella lo rechaza.

Luis Daniel camina hacia Los Encinos y es enfrentado por Bardo, quien le exige que deje en paz a Ximena. Luis Daniel le asegura al gitano que él y Ximena son novios y que nadie los puede separar. Bardo no cree en las palabras de Luis Daniel y le asegura que los Gitanos no pueden amar a los cristianos. Luis Daniel asegura que Ximena sí puede y que pronto se casarán.

Jacoba le jura a Blanca que hizo lo posible por hablar con Amaranta pero Zafiro se lo impidió. Blanca cree que quizás Amaranta sea la única que pueda curarla.

Lisandro está enfurecido por lo que Luis Daniel y Ximena le han hecho por lo que jura vengarse y de inmediato acude a la caravana, la cuál incendia en señal de venganza. Los gitanos, aturdidos, corren por doquier tratando de salvar sus vidas. Ximena le asegura a Amaranta y Salma que ella sabe quién lo hizo. Se lo hace saber a Zafiro, el patriarca. Salma asegura que si Ximena no anduviera con un cristiano, nada de lo que sucedió hubiera pasado. Zafiro le pregunta a Ximena si ella tiene amores con un cristiano y ella lo niega. Zafiro le jura que si él se llega a enterar de que ella tiene enredos  amorosos con un cristiano, la echará, por todas las leyes gitanas. Amaranta reprende a Salma, a la que le recuerda que es mala como su madre.

Raquela hace un cruel embrujo para Náila, a que le asegura que con él atrapará de por vida a Luis Daniel. Náila está segura que enloqueciendo a Daniel y con el amor de Evaristo, toda la fortuna de esa familia, incluyendo Los Encinos, será para ella lo más pronto posible. Ríe cruelmente y se entrega vil y lujuriosamente a Gorka, su amante gitano.

Griselda y Jacinta se enteran de que a las afueras del pueblo la caravana de los gitanos se ha incendiado, ambas se preocupan inexplicablemente y se preguntan la una a la otra qué es lo que les sucede. Ninguna responde y cada quien se va a su habitación, pero ambas preocupadas ¿Porqué?

Gorka encuentra el menjurje diabólico que Raquela ha preparado para Náila y se lo toma sin sospechar lo que es.

Ximena llora por lo que Zafiro le ha dicho y Amaranta le pide que no sienta amor por un cristiano. Ximena abraza a su abuela y le asegura que ya es demasiado tarde pues se ha enamorado perdidamente de Luis Daniel y él quiere casarse con ella. Al escuchar eso, Salma enloquece de rabia y sale inmediatamente de los restos de la caravana.

Luis Daniel le exige a Evaristo, su padre, que se deshagan de Lisandro lo más pronto posible pues ha tratado a toda costa de sobrepasarse con una gitana. Evaristo asegura a su hijo que las gitanas son escoria, basura, que no valen absolutamente nada, pues son ladronas y embusteras. Blanca los escucha y asegura que eso no es verdad.

Zafiro habla con Magenta, quien le asegura que Amaranta está maldita pues sus hijas y sus nietas cometen cosas que rompen con las leyes Gitanas, por lo que deben echarlas de la caravana. Zafiro aprecia a Amaranta por lo que no sabe si echarla con sus nietas o no pero Magenta, que les tiene mala fe, insiste. Yadira asegura que en efecto esas gitanas son malas y deben deshacerse de ellas. Bardo interrumpe y le aconseja a su padre que escuche a las estrellas, que hable con ellas, y no se deje influenciar por los demonios que a veces se apoderan de los corazones celosos.

Ximena huye de la Caravana en busca de Luis Daniel pues no soporta que la culpen del incendio. Está segura de que, si huye con él, dejará atrás el pasado y con ello las acusaciones. Magenta se preocupa por el destino de su nieta.

Luis Daniel discute con Evaristo y Blanca sobre los gitanos y en ese momento aparece Salma, quien asegura que alguien ha incendiado la caravana y que Ximena, su hermana, ha muerto. Blanca sufre una terrible crisis y Luis Daniel le pide a Salma que le explique qué sucedió. Salma le da a Luis Daniel una pócima para que se tranquilice y él la bebe. Salma aprovecha para llevarlo a las afueras de la hacienda, donde lo besa apasionadamente. El le corresponde y ambos son vistos por Ximena. Salma se da cuenta de la presencia de su prima y jura que el corazón de Luis Daniel ahora le pertenece a ella.

Amaranta aparece ante Zafiro, al que le dice que la luna le ha contado las intenciones de él y que está dispuesta a dejar la caravana con tal de salvar a sus nietas. Zafiro le hace ver a Amaranta que la falta que su hija cometió hace años les trajo una maldición y que la caravana ya no puede seguir en el pueblo, pues si han estado ahí durante años ha sido por apoyarla a ella. Amaranta asegura que aunque será difícil, ella y sus nietas sabrán como salir adelante al alejarse de los suyos. Bardo le dice a su padre que si la caravana parte él se quedará al lado de Amaranta y Ximena.

Gorka regresa a la caravana y se sorprende con lo que ha sucedido. Yadira le asegura que ha sido Ximena la causante de todo. Gorka va en busca de la muchacha y se enfrenta a Amaranta, a la que le dice que la comunidad estaría mejor sin ellas.

Náila goza en la cama por el placer que Gorka le ah dado y descubre en el buró el frasco que Raquela le preparó para Luis Daniel.

Salma le jura a Luis Daniel que lo ha amado siempre y que ahora que Ximena ha muerto ellos podrían realizar su amor. Luis Daniel se siente mal y decide que irá a dormir. Salma le suplica que la lleve con él peor el muchacho se resiste.

Blanca se siente angustiada por Amaranta por lo que Jacoba vuelve a la caravana para buscar a la mujer. Amaranta y Jacoba se encuentran y Jacoba le asegura a la gitana que su hija, Blanca, se encuentra muy delicada, por lo que deben hacer algo para mantenerse juntas. Amaranta le pide a Jacoba que le diga a Blanca que por la mañana la visitará.

Gorka siente mucho calor, muchos deseos, de su cabeza no puede quitarse a Náila, pues recuerda los momentos que han vivido. Quiere más sexo, por lo que aparece en la casa de Gertrudis y Jacinta, sorprendiendo a Gertrudis por el balcón. La hace suya sublimemente, la lleva al cielo y la mujer goza despampanantemente.

Ximena se siente triste por lo sucedido a la Caravana y por el engaño de Luis Daniel con Salma. Amaranta la consuela y le da otra mala noticia: Por la mañana deberán dejar la caravana y dejar de ser gitanas.

TIEMPO DESPUES: Ximena, Amaranta y Salma han dejado la caravana y rentan un pequeño cuarto en el pueblo, donde trabajan leyendo la baraja a quien se los pida. Ximena mantiene un romance con Luis Daniel, quien le promete que estaran juntos.

Blanca habla con jacoba, quien le asegura que Amaranta pronto hará lo que hace un tiempo le prometió. Blanca asegura que recuperará a su hija. Las mujeres son sorprendidas por Evaristo, quien le asegura que no pueden traer de vuelta el pasado.

Salma tiene un encuentro con Náila, quien le asegura que aun sigue siendo la prometida de Luis Daniel. Salma se alegra al escuchar eso y de inmediato se lo comunica a Ximena, quien cree que por ser una sencilla gitana jamas podrá casarse con el hombre que ama.

Gorka sigue viistando a Jacinta y gertrudis, engañándolas, mas ellas se sacian de placer a su lado ya que el muchacho posee un cuerpo espectacular y les hace el amor como nadie, sin embargo Gorka les roba sin que ellas se den cuenta.

Naila habla con Luis Daniel, a quien le asegura que deben casarse pronto. Luis Daniel le asegura a la muchacha que él no se puede casar con ella porque está enamoradod e una gitana. Naila se siente triste y acude a Evaristo, a quien le cuenta lo sucedido. Evaristo le asegura que ella se casará con Luis Daniel y que ellos, Naila y Evaristo, seguirán siendo amantes.

Lisandro y Yadira se revuelcan en la cama. Yadira se pone seria y no lod eja terminar. Lisandro le exige que le diga que es lo que sucede y ella le dice que cree estar esperando un hijo suyo. Lisandro le exige que se encarguie de perder a ese niño pues él no desea casarse con ella.

Blanca le pide a Jacoba que busque a Magenta pues debe advertirle que la verdad debe saberse de inmediato. Luis Daniel las interrumpe y le confiesa a Blñanca estar enamorado de una gitana.

Salma se burla de Ximena al decirle que Náila y Luis Daniel se casarán. Magenta defiende a Ximena y Salma asegura que Ximena jamás dejará de ser una pobre gitana destinada a leer las cartas a desconocidos. Magenta le asegura a Salma que muy pronto se tragará sus palabras.

Gertrudis y jacinta pelean por el amor de Gorka, quien a las dos las ha abandonado nuevamente. Ambas deciden que si aman al mismo hombre entonces se lo compartirán. Cada una turnándoselo una noche diferente.

Luis Daniel busca a Ximena, quien le asegura que no desea verlo pues sabe de su futuro matrimonio con Náila. Luis Daniel le asegura a Ximena que él no se casará con otra que no sea ella.

Náila blasfema en su casa contra Raquela, a la que acusa de su mala suerte. Raquela le asegura que algo ha sucedido con los ritos para atrapar el corazón de Luis Daniel mas Náila está muerta de histeria y le asegura a Raquela que si no hace algo para impedir que Luis Daniel permanezca al aldo de la gitana, la echará.

Amaranta le hace ver a Ximena que debe confiar en el amor y las palabras de Luis Daniel, pues el cegarse por el veneno que otras personas escupen a veces es contraproducente. Ximena llora ya segura que en la hacienda jamás aceptarán a una Gitana mas Amaranta le asegura que le confesará algo que le cambiará la vida para siempre.

Salma busca a Náila, a la que le pide que se unan para separar a Ximena y Luis Daniel.

En horizontes más lejanos, Bardo piensa en Ximena y habla con als estrellas, a las cuales les dice que no puede olvidarla. Zafiro lo interrumpe y le pide que deje de pensar en Ximena sin embargo Bardo no puede hacerlo pues la ama demasiado. Zafiro le confiesa a Bardo que Ximena no es una gitana. Al menos no del todo.

Evaristo se encuentra cara a cara con Amaranta, quien trata de huir de él, peor Evaristo la detiene y la amenaza de muerte pues la desea lejos del pueblo. Amaranta asegura que aunque la mate jamás podrá borrar la verdad, la cual está escrita en las estrellas y pronto saldrá a la luz. Ximena se da cuenta y defiende a su abuela. Evaristo la abofetea y le asegura que jamás se acsará con Luis Daniel. Ximena, salvaj por instinto, se pone al tú por tú con evaristo, enfrentándolo.

Jacoba le pide a Luis Daniel que se olvide de la gitana pues ese romance puede causar problemas sin embargo el muchacho está seguro de sus sentimientos y desea casarse.

Salma está segura de que tras deshacerse de Ximena se deshará de Náila y entonces Luis Daniel será solamente de ella.

Ximena está furiosa y le asegura a Amaranta que jamás dejará que alguien las pisotee, aunque se trate de Evaristo Montemayor. Amaranta le pide a su nieta que la acompañe a la hacienda peus deben resolver algo.

Evaristo le cuenta a Luis Daniel sobre el incidente con Ximena y le prohibe que la vuelva a ver. Luis Daniel asegura que se casará con ella y Evaristo le exige que se olvide de esa bastarda. Luis Daniel le pide a su padre que le diga porqué la llama así y Evaristo no queire dar explicación alguna mas Blanca interrumpe y le confiesa a Luis Daniel que esa muchacha a la que su padre detesta tanto es hija de ella, de la misma Blanca.

Raquela hace nuevos hechizos para atrapar el amor sin embargo augura una tragedia. Náila la interrumpe y le exige que se marche pues ya no necesita de ella. Raquela le suplica que no la corra pues no tiene a donde ir sin embargo Náila no se tienta el corazón y la hecha. Raquela le promete que se las pagará.

Salma se da cuenta de que en emdiod e la noche Ximena y Amaranta se han ido hacia la hacienda, por lo que ella toma su chalina y sale detrás de ellas, sin que se den cuenta de que las persigue.

Gorka aparece ante Gertrudis, quien le pide que se olvide de Jacinta y huya lejos con ella. Gorka asegura que él no tiene nada que ver con Jacinta.

Raquela no tiene un lugar al cual ir por lo que cree que si su destino es la inmundicia, no se irá sola a ese final. Desea vengarse de Naila.

Evaristo le suplica a Blanca que calle pero ella insiste en que ya no puede callar la verdad y debe confesar lo que siente. En ese momento Ximena y Amaranta aparecen en la hacienda, sorprendiendolos a todos. Amaranta se acerca a Blanca, a la que le dice que als estrellas lo han querido, lo han escrito en el firmamento, y en esa luna menguante la verdad tiene que salir a la luz, por lo que deben hablar. Amaranta le suplica a Ximena que se acerque a Blanca, su verdadera madre. Ximena se queda impactada, sorprendida, así como Salma, que en ese momento ha entrado a el lugar, silenciosa.
Ximena no puede creer que esté frente a su madre, a la que Amaranta llama hija. Evaristo explota y le exige a Lisandro que las heche de inmediato de su hacienda y Blanca se lo prohibe, recordándole que la hacienda es de ella y que él solamente llegó a adueñarse cuando ella enviudó, arrebatándole a su pequeña hija y a su madre, por su racismo hacia los gitanos. Luis Daniel no puede creer lo que escucha y le pregunta a su padre si él fue capaz de cometer tal fechoría. Evaristo sale de inmediato de la hacienda con Lisandro y Luis Daniel detrás de ellos.

Gorka abandona a Gertrudis y se escapa a la habitación de Jacinta, quien le pide que abandonen a Gertrudis y ambos huyan juntos. Es entonces que Gorka decide tomar una decisión y abandona a las dos, regresando a otro horizonte en el que se encuentra la carabana y dejando a las dos solteronas solas y amargadas.

Yadira decide abandonar la hacienda e irse a donde pueda ser feliz con el hijo que espera. En el camino se encuentra a Raquela, quien le asegura que ella no tiene a donde ir. Yadira le propone que se vayan juntas y empiecen en otro lugar lejos del pueblo. Raquela acepta y le pide que la espere pues primero desea hacer algo en la hacienda.

Blanca llora al abrazar a su hija, al igual que Ximena llora al saber que su madre vive. Amaranta las abraza a las dos y les asegura que de ahora en adelante anda las separará y estarán juntas siempre. Salma estalla y las interrumpe, exigiendo que le comprueben que Ximena es la hija de Blanca, pues ella, Salma, podría serlo y así podría gozar de la fortuna que tienen. Amaranta lamenta que su nieta sea igual a su amdre, la otra hija de Amaranta, la cual le robó el prometido a Blanca hace años, arrojándola a la expulsión por el pecado que había cometido al embarazarse, por lo que se casó con un catrín que al poco tiempo murió, heredándole toda su fortuna. Salma no peude creer que la siuerte favorezca tanto a Ximena y la maldice por poseer todo lo que ella hubiera querido. Sale de inmediato de la hacienda.

Luis Daniel le exige a su padre que le diga porqué hizo lo que hizo y Evaristo se niega a hablar asegurandole a su hijo que él solamente debe casarse con Náila San Bernardo. Raquela aparece y le asegura a Luis Daniel que él no debe casarse con Náila porque ella lo ha estado engañando todo el tiempo en la cama, revolcándose siempre con Evaristo, su propio padre.

Naila selecciona vestidos de novia en una revista,s egura de su matrimonio. La puerta suena y abre. Es Luis Daniel, quen le asegura que no se casará con ella y que si desea una boda se case con Evaristo, su amante.

Ximena y Amaranta se instalan en la hacienda. Jacoba les asegura que desde ahora tambien estará al servicio de ellas. Blanca le pide a Ximena que se case con Luis Daniel, el cual es un buen muchacho que siempre ha etsado engañado por su padre.

Naila no puede creer que Evaristo le haya contado todo a Luis Daniel por lo que al llegar Evaristo a casa de ella le reprocha, le arma un escandalo y él, volcado en rencor, en odio, sacudido por la ira, la estrangula exigiéndole que se calle. Al darse cuenta de su fechoría decide huír pero sufre en la carretera un terrible accidente que tambien termina con su vida.

Raquela huye con Yadira hacia otro lugar, pues no desean permanecer en el pueblo.

Pasan dos semanas y Ximena vive feliz en la hacienda, convertida en una elegante muchacha, mass se pregunta en donde se encuentra Luis Daniel, el cual ha desaparecido desde aquella noche en que la verdad se supo y en la que Evaristo murió.

Amaranta busca a la caravana para saber si ellos saben algo de Salma mas aseguran que nunca la volvieron a ver. Zafiro aconseja a Amaranta para que se olvide de los gitanos mas ella asegura que eso no puede ser posible y que Blanca debe ser eprdonada, por lo que les invita a visitar la hacienda. Bardo se entristece al saber que ahora Ximena es una catrina por lo que cree que muy lejos está de alcanzarla algun día.

En un pequeño cuarto Salma se alimenta d emigajas, entre la mugre, ratas e insectos, segura de que ella es Ximena, la verdadera y única heredera de Blanca Montemayor. Ha enloquecido un poco y nadie vuelve a saber jamás de ella.

Luis Daniel aparece en la hacienda y Jacoba se contenta al verlo, asegurándole que le preparará un baño. Blanca lo abraza y le asegura que esa hacienda seguirá siendo su casa siempre. Luis Daniel toma un baño en tina y es sorprendido por Ximena, quien lo impacta con su belelza pues ahora luce hermosisima. Ambos se entregan su amor en esa tina, en ese baño, en ese preciso momento.

Pasan los meses y llega el día de la boda de Ximena y Luis Daniel, quienes deciden casarse por las leyes gitanas, renunciando a todo lo que había en sus pasados. Los dos se casan causando un gran dolor a Bardo, quien decide tragarse su orgullo y acepta a Luis Daniel como uno de los suyos. Y es así como Ximena y Luis Daniel huyeron del pueblo con la caravana, creciendo y envejeciendo juntos, educando a sus hijos bajo leyes gitanas seguros de que en el momento en que se concive la vida, las cartas se abren y la suerte se hecha, marcando el destino de todos en el firmamento... Destino que queda escrito en las estrellas.




Fin